lunes, 20 de abril de 2009

Parklife.

Cuando te despiertas tan enferma que te sientas en la cama y simplemente dejas que el pelo, entrelazado cual escalera de caracol y espeso cual selva amazónica, caiga delante de tus ojos, das mucha pena.
3 segundos mas tarde te ecuentras andando por el pasillo descalza, balanceándote, dirección cocina. Ni siquiera sabes como has llegado al pasillo, es algo raro, te despierta un poco. Vas a girar la esquina y...horror! Ahí está: Tu madre.

-"!¿Qué haces andando descalza?!"
-"No grites."
-"!¿Que no grite?! Estoy toda la mañana fregando para que ahora vengas tu...[...]"
-"No grites."
-"...[...]...y mira que pelos! !¿tu te has visto?!"
-"...¿qué mas da?"
-"Que mas da, que mas da... tú sigue así, sin ilusión por la vida, con esa manera de pensar, levantándote a las tantas, malgastando el tiempo...!!"
-"Por favor, ¡no grites!"

Das pena, basura humana. Snif.

3 comentarios:

seykozz dijo...

joer no seas tan negativa... !!! el pelo es esencial se debe cuidar... o no ves a los caballos como los peinan??? eh eh jajajaja

todo esto gritando como un tenor de segunda fila!!!!


Besossssssssss despeinados!!

Alhy dijo...

¿Acaso hay alguien que se sienta sexy de buena mañana? ¡Preséntame a uno, sólo uno!
Quien no tiene a su madre, tiene un espejo o un vecino petardo (al mio lo he apodado Flanders).
¡No te dejes empantanar por el negativismo! El día es demasiado largo para que lo codicionen esos pocos minutos...

Kisses animosos ***

Matilda dijo...

Siempre se puede disfrutar de ese negativismo. Lo sientes ahí, agazapado y sonriendo maliciosamente...dime que no es como la típica mascota monísima que te araña las cortinas y se mea en tu cama y luego se te restriega cariñosamente? Incluso ese negativismo a veces me despierta, y luego encuentro cualquier tontería que me hace reír y lo mando por donde vino, porque sí, a veces no es malo del todo, pero en su justa medida. Mejor no abusar de la propia miseria. Hay mucha que se sobra por ahí.

aissh, perra ^^