domingo, 6 de septiembre de 2009

Mapache.

No sé en qué pienso. Rompí ese vaso que todos llevamos dentro. Está roto y su capacidad se ha reducido a la mitad. Si me hubiera dado cuenta cuando lo rompí lo hubiera arreglado, ahora es tarde. Ahora me tengo que joder y quedarme con ese vaso roto, porque la garantía de no sé cuántos meses ha caducado, lo que quiere decir que el vaso lleva tiempo roto. Encima tengo una invitada, desconocida, que vino justo cuando el vaso se rompió. Esta situación no es para nada fácil de llevar...tengo que pensar demasiado, no sé que hacer con la desconocida ni como hacer que el vaso roto no se llene. El caso es que tengo total libertad para hacer lo que quiera y creo que no la aprovecho. Si no tengo libertad es porque no quiero...pero sí que quiero. Es la desconocida la que me quita mi libertad y es el vaso el que me hace que haga caso a la desconocida cuando ésta lo llena.

2 comentarios:

seykozz dijo...

La proxima vez te recomiendo que compres unos vasos, creo que se llamaban arcopal o algo asi... aunq los pise un elefante no se rompen! jaja

Besosssssssss de rascal!
Puede que sea la letra mas pegadiza desde la macarena jajaja:

http://www.youtube.com/watch?v=XWm3YpRPaFQ&feature=PlayList&p=108927AE82DC97D0&playnext=1&playnext_from=PL&index=32

JoseC. dijo...

Tira el vaso contra la cabeza de la desconocida, dos pajaros de un tiro.